miércoles, 17 de diciembre de 2014

PROPUESTA EN MATERIA DE MEDIO AMBIENTE PARTIDO ANDALUCISTA







El Informe Brundtland, Desarrollo Sostenible es "aquel capaz de satisfacer  las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones venideras para atender a sus propias necesidades"



PROPUESTA EN MATERIA DE MEDIOAMBIENTE PARA INCLUIR EN EL PROGRAMA DEL PA PARA LAS ELECCIONES 2015 AL PARLAMENTO ANDALUZ

El Partido Andalucista considera que en materia de medioambiente es necesaria una acción global de todas las áreas relacionadas con el desarrollo sostenible de Andalucía y por ello hay que incorporar la dimensión ambiental y social. Aquí presentamos un conjunto de líneas estratégicas que haga efectivo el Desarrollo Sostenible en nuestra Nacionalidad Histórica. Estas propuestas son la suma de aportaciones  procedentes de  grupos ecologistas, Administraciones, agentes activos relacionados con esta materia y del profundo debate interno.

 

Planificación del territorio y protección del suelo

 

No especular con el futuro. El suelo es una parte fundamental de los ecosistemas y el soporte sobre el que se desarrolla la vida terrestre. Sin embargo en las últimas décadas hablar de suelo se ha convertido en sinónimo de urbanismo, construcción y, lamentablemente, de destrucción y especulación.

Hay que fomentar  un urbanismo respetuoso con la tipología de los pueblos y ciudades andaluzas, con el paisaje y con los recursos naturales, que tenga como objetivo garantizar el derecho constitucional a una vivienda digna a todos los ciudadanos, dotando a los pueblos y ciudades de equipamientos, zonas verdes e infraestructuras de movilidad sostenible.

  • Considerar la ciudad desde el planeamiento urbanístico como un metabolismo urbano que debe satisfacer las necesidades cotidianas con el menor consumo de los recursos naturales con la menor producción de residuos, y que la tendencia entre inputs y outputs del ciclo urbano debe ir en la dirección del sumatorio cero.
Impulsar un nuevo modelo de planeamiento urbanístico que supere las inercias y limitaciones


  • el carácter integrador del hecho urbano, compatibilizando el interés colectivo con el privado, y regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general.
  • El planeamiento urbanístico integrado no solo debe tener en cuenta el espacio físico y sus recursos naturales, si no sus relaciones económicas y sociales con los ciudadanos.
  • Plantear la integración de los modelos territoriales con la estructura existente, en especial cuidado con la topografía, la hidrografía, los ecosistemas y el paisaje. En particular, asegurar la existencia de corredores ecológicos, que conecten funcionalmente los espacios naturales de singular relevancia para la flora o la fauna silvestres.
  • Considerar el suelo urbanizable como un suelo con expectativas productivas agrícolas, no como un suelo residual, en barbecho, en espera  de ser urbanizado.
 Movilidad

Caminar hacia la movilidad sostenible. Desde hace tiempo, el transporte motorizado crece sin control. Se trata de un proceso alimentado por el desmesurado crecimiento de las infraestructuras y una política que en general prioriza el transporte privado sobre el público. Sirvan como ejemplo las subvenciones y beneficios fiscales que priman la compra de automóviles y las exenciones fiscales de los carburantes para el transporte aéreo.

Es necesario replantearse el modelo de transporte, empezando por elaborar y cumplir planes de movilidad sostenible, que reconduzcan este sector por la vía de la sostenibilidad. Para ello, será necesario racionalizar la construcción y ampliación de autovías, trenes de alta velocidad, puertos y aeropuertos priorizando la recuperación y mejora del transporte público colectivo. Para ello proponemos:

Elaborar Planes de Movilidad Sostenible, elaborando y llevando a la práctica planes de fomento de los medios no motorizados (peatonal, ciclista) en zonas urbanas
 Diseñar una red integrada de carriles bici y vías peatonales apoyadas en una red de zonas verdes y naturales.

  • Con respecto a la movilidad en bicicleta: ampliación e instalación de una red de aparcamientos seguros para bicis, en especial: a) ampliando los puntos de amarre de bicicletas en sitios cercanos al carril bici b) realizando convenios con la red de edificios de aparcamientos de rotación (plaza de la marina, plaza de la merced, etc.) de forma que algunas plazas de aparcamientos de estos se conviertan en plazas de aparcamientos para bicis (seguras y al cubierto)
  • Difundir la red de bicicletas públicas: aumentar su número, y darle difusión, ya que muchos ciudadanos aún no la conocen; permitir montar la bicicleta en los autobuses, especialmente en estructuras fuera del autobús;
  • Itinerarios escolares seguros y amables, máxima seguridad y amplitud en los accesos, imaginación para la integración de las instalaciones y edificios en la trama urbana fuera del horario escolar para usos extraescolares y por barrios.
  • Ampliar infraestructuras que potencien una movilidad sostenible en la ciudad (carriles bus, red de metro a, red de cercanías, carriles bici, estaciones de préstamo de bicicletas,…)
  • Impulsar la utilización de vehículos limpios y eficientes facilitando su tránsito y su estacionamiento en detrimento de los vehículos de combustibles fósiles.
  • Estudio de los nuevos nodos de intermodalidad (estaciones de metro) como centralidades y áreas de actividad.
  • Cumplir la normativa de calidad del aire en todas las áreas metropolitanas. Aplicación de medidas de restricción al uso del automóvil en las que se superen los límites legales.
  • Gestión de los recursos hídricos

El agua es un componente esencial de la biosfera y parte indispensable de la vida, por lo que se considera necesario velar por el mantenimiento de un suministro suficiente y de buena calidad, así como preservar las funciones hidrológicas. El agua ha de ser considerada como un recurso renovable escaso.

·         Garantizar la gestión pública del agua. 
· La promoción del uso más racional de los recursos hídricos basado en la Directiva Marco del Agua, una legislación de referencia y de obligado cumplimiento en el ámbito comunitario mediante la cual se marcan los pilares de lo que debe ser una política de aguas sostenible, “con el fin de prevenir y reducir su contaminación, fomentar su uso sostenible, proteger el medio acuático, mejorar la situación de los ecosistemas acuáticos y paliar los efectos de las inundaciones y de las sequías”.
·  Realizar campañas de información y formación, para un uso eficiente de agua   para el riego.
  •  Realizar una valoración del gasto de agua en  piscinas en  Andalucía e incluir medidas en alguna ordenanza que  incentiven u obliguen cubrir las piscinas en época invernal  (lonas fijas, móviles, estructuras retráctiles, etc.).
  • Utilizar el agua reciclada procedente de tratamiento terciario de las EDAR y compost generado en los vertederos municipales para la adecuada gestión de la ciudad y en caso de sobrante darle un valor y sacarlo al mercado.
 Energías renovables

Menos CO2 y más renovables. El objetivo debe ser promover y realizar todas aquellas actuaciones, que contribuyan a evitar un Cambio Climático (es decir, evitar que la temperatura media global del planeta aumente más de 2 grados centígrados). Para ello es necesario ir reduciendo las emisiones de CO2. La solución energética sostenible debe basarse en el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables.

En definitiva establecer objetivos concretos de ahorro energético y producción renovable. En particular, se deben establecer objetivos para:

  • Reducir la demanda final de energía en total y en cada uno de los sectores presentes en Andalucía, y específicamente para los edificios y servicios de titularidad pública, mejorando la eficiencia energética y promoviendo programas propios de gestión de la demanda.  Existen programas en la Junta de Andalucía que vienen de UE para edificios suficientes energéticamente hablando.
  • Incrementar la producción con energías renovables en Andalucía, fijando objetivos para cada una de ellas.
Asegurar el estricto cumplimiento del Código Técnico de la Edificación, en particular en cuanto a las obligaciones de incorporar energía solar térmica y fotovoltaíca en los edificios. Se deben tener en cuenta estos requisitos en los
 
  • planes urbanísticos, asegurando que los edificios se orienten adecuadamente.  Promulgar la legislación adecuada (como en Cataluña), además de las ayudas de la UE para las viviendas particulares.
  • Desarrollar la energía eólica marina en zonas costeras apropiadas, seguir con la promoción de las centrales termosolares con las debidas cautelas en su consumo de agua, construir plantas de biomasa térmica y eléctrica con criterios sostenibles: estas tres son las renovables más importantes para Andalucía.
  • Poner fin a las dos carencias más relevantes de la implantación de las energías renovables en Andalucía: la práctica ausencia de industria autóctona ligada a las energías limpias y la participación social en los beneficios económicos que generan.
  • Realizar un análisis de las potenciales energías renovables a aplicar a cada sector de los edificios públicos de Andalucía.
  • Permitir al agricultor el consumo y el autoabastecimiento de energías alternativas, así como la incorporación del excedente a la red.

Biodiversidad

Andalucía sufre un proceso rápido de pérdida de diversidad biológica, en gran medida debido a la extracción y consumo de recursos naturales por encima de su tasa de renovación natural y a políticas económicas y sociales incompatibles con la conservación de la biodiversidad. Por ello proponemos:

  • Proponer las zonas verdes como un sistema de infraestructura en red, no como elementos aislados. Planear red de espacios verdes conectada a los corredores naturales perimetrales y a los arroyos/cauces de las ciudades.
  • Colocación de dispositivos de medida de niveles polínicos en diferentes puntos de la ciudad (captadores aerobiológicos) y difusión de los resultados a través de paneles informativos a pie de calle, app para móviles o vía web.
  • Fomentar la creación de jardines verticales e innovadores, jardines en terrazas y azoteas.
  • Realizar catálogos de especies en las zonas urbanas con mayor valor natural.
Fomentar la creación de huertos sociales

  • planes urbanísticos, asegurando que los edificios se orienten adecuadamente.  Promulgar la legislación adecuada (como en Cataluña), además de las ayudas de la UE para las viviendas particulares.
  • Desarrollar la energía eólica marina en zonas costeras apropiadas, seguir con la promoción de las centrales termosolares con las debidas cautelas en su consumo de agua, construir plantas de biomasa térmica y eléctrica con criterios sostenibles: estas tres son las renovables más importantes para Andalucía.
  • Poner fin a las dos carencias más relevantes de la implantación de las energías renovables en Andalucía: la práctica ausencia de industria autóctona ligada a las energías limpias y la participación social en los beneficios económicos que generan.
  • Realizar un análisis de las potenciales energías renovables a aplicar a cada sector de los edificios públicos de Andalucía.
  • Permitir al agricultor el consumo y el autoabastecimiento de energías alternativas, así como la incorporación del excedente a la red.

Biodiversidad

Andalucía sufre un proceso rápido de pérdida de diversidad biológica, en gran medida debido a la extracción y consumo de recursos naturales por encima de su tasa de renovación natural y a políticas económicas y sociales incompatibles con la conservación de la biodiversidad. Por ello proponemos:

  • Proponer las zonas verdes como un sistema de infraestructura en red, no como elementos aislados. Planear red de espacios verdes conectada a los corredores naturales perimetrales y a los arroyos/cauces de las ciudades.
  • Colocación de dispositivos de medida de niveles polínicos en diferentes puntos de la ciudad (captadores aerobiológicos) y difusión de los resultados a través de paneles informativos a pie de calle, app para móviles o vía web.
  • Fomentar la creación de jardines verticales e innovadores, jardines en terrazas y azoteas.
  • Realizar catálogos de especies en las zonas urbanas con mayor valor natural.
Fomentar la creación de huertos sociales.  
  • planes urbanísticos, asegurando que los edificios se orienten adecuadamente.  Promulgar la legislación adecuada (como en Cataluña), además de las ayudas de la UE para las viviendas particulares.
  • Desarrollar la energía eólica marina en zonas costeras apropiadas, seguir con la promoción de las centrales termosolares con las debidas cautelas en su consumo de agua, construir plantas de biomasa térmica y eléctrica con criterios sostenibles: estas tres son las renovables más importantes para Andalucía.
  • Poner fin a las dos carencias más relevantes de la implantación de las energías renovables en Andalucía: la práctica ausencia de industria autóctona ligada a las energías limpias y la participación social en los beneficios económicos que generan.
  • Realizar un análisis de las potenciales energías renovables a aplicar a cada sector de los edificios públicos de Andalucía.
  • Permitir al agricultor el consumo y el autoabastecimiento de energías alternativas, así como la incorporación del excedente a la red.
 Biodiversidad

Andalucía sufre un proceso rápido de pérdida de diversidad biológica, en gran medida debido a la extracción y consumo de recursos naturales por encima de su tasa de renovación natural y a políticas económicas y sociales incompatibles con la conservación de la biodiversidad. Por ello proponemos:

  • Proponer las zonas verdes como un sistema de infraestructura en red, no como elementos aislados. Planear red de espacios verdes conectada a los corredores naturales perimetrales y a los arroyos/cauces de las ciudades.
  • Colocación de dispositivos de medida de niveles polínicos en diferentes puntos de la ciudad (captadores aerobiológicos) y difusión de los resultados a través de paneles informativos a pie de calle, app para móviles o vía web.
  • Fomentar la creación de jardines verticales e innovadores, jardines en terrazas y azoteas.
  • Realizar catálogos de especies en las zonas urbanas con mayor valor natural.
Fomentar la creación de huertos sociales.  

  • planes urbanísticos, asegurando que los edificios se orienten adecuadamente.  Promulgar la legislación adecuada (como en Cataluña), además de las ayudas de la UE para las viviendas particulares.
  • Desarrollar la energía eólica marina en zonas costeras apropiadas, seguir con la promoción de las centrales termosolares con las debidas cautelas en su consumo de agua, construir plantas de biomasa térmica y eléctrica con criterios sostenibles: estas tres son las renovables más importantes para Andalucía.
  • Poner fin a las dos carencias más relevantes de la implantación de las energías renovables en Andalucía: la práctica ausencia de industria autóctona ligada a las energías limpias y la participación social en los beneficios económicos que generan.
  • Realizar un análisis de las potenciales energías renovables a aplicar a cada sector de los edificios públicos de Andalucía.
  • Permitir al agricultor el consumo y el autoabastecimiento de energías alternativas, así como la incorporación del excedente a la red.
 Biodiversidad

Andalucía sufre un proceso rápido de pérdida de diversidad biológica, en gran medida debido a la extracción y consumo de recursos naturales por encima de su tasa de renovación natural y a políticas económicas y sociales incompatibles con la conservación de la biodiversidad. Por ello proponemos:

  • Proponer las zonas verdes como un sistema de infraestructura en red, no como elementos aislados. Planear red de espacios verdes conectada a los corredores naturales perimetrales y a los arroyos/cauces de las ciudades.
  • Colocación de dispositivos de medida de niveles polínicos en diferentes puntos de la ciudad (captadores aerobiológicos) y difusión de los resultados a través de paneles informativos a pie de calle, app para móviles o vía web.
  • Fomentar la creación de jardines verticales e innovadores, jardines en terrazas y azoteas.
  • Realizar catálogos de especies en las zonas urbanas con mayor valor natural.
Fomentar la creación de huertos sociales. Incrementar la superficie dedicada a producir alimentos en todos los 

  • dedica a mantener otras zonas verdes al fomento de estos huertos.
  • Impulsar la colaboración entre las Universidad y los Administraciones para la investigación, conservación y difusión de la biodiversidad de Andalucía a nivel urbano como en los entornos naturales existentes.
  • Medio marino
El litoral andaluz se enfrenta a graves problemas como una urbanización depredadora y salpicada de especulación y corrupción, un desarrollo turístico mal planificado o la destrucción de los espacios costeros protegidos.

  • Planificar estrategias para la gestión, la conservación y recuperación de las zonas costeras, respetando los procesos naturales de dinámica litoral y los hábitats marinos, haciéndolos compatible medioambientalmente con las edificaciones.
  • Eliminación de los vertidos contaminantes de residuos, desechos y basuras al mar, así como los vertidos de aguas residuales no depuradas.
  • Exigencia del vertido cero.
  • Promover planes de limpieza del litoral, especialmente en lugares inaccesibles desde tierra y entornos portuarios.
  • Eliminar la restauración de playas con arena de los fondos marinos ya que daña los ecosistemas marinos estudiando si hace falta el aporte de arena, hacer un estudio de impacto ambiental, y examinar el origen de la arena.
  • Medio Forestal
  • Los recursos naturales constituyen una base sólida del desarrollo de Andalucía. El Monte Mediterráneo tiene unas características ecológicas que lo diferencian de otros ecosistemas forestales y de otras regiones biogeográficas vecinas de la mediterránea y presenta unos índices de diversidad biológica muy superiores. Estos ecosistemas en general y, en particular las dehesas, son generadores potenciales de beneficios económicos, sociales, ambientales y culturales, por lo que es indispensable preservarlos mediante la creación de las condiciones adecuadas para garantizar su gestión sostenible.

La erosión, la desertificación. La situación actual exige la adopción de medidas destinadas tanto a conservar los recursos existentes como a aumentarlos.

  • Impedir la sobreexplotación y degradación de los recursos forestales
  • Aplicar el Plan forestal andaluz para garantizar la biodiversidad de las zonas.
  • Protección de los bosques contra los incendios, las plagas y enfermedades.  Y la creación de cortafuegos naturales en las zonas de monte particulares.
  • Impulsar los planes de lucha contra la erosión y desertificación.
 Gestión de residuos

Prevenir sigue siendo el gran reto. Por más que la prevención aparezca como prioritaria en toda la legislación vigente en materia de residuos, la generación de residuos per cápita no hace sino crecer. Dado el problema que acarrea el tema de los residuos es de máxima prioridad y responsabilidad invertir esta tendencia. Por ello, desde el PA proponemos: 

  • Alcanzar para el final de la legislatura al menos un 10% de reducción en peso de los residuos generados.
  • Establecer instrumentos y medidas que incentiven la prevención, la reutilización y el reciclado.
  • Descartar todo nuevo proyecto de incineración o plasma como sistema de gestión de residuos y planificar la eliminación de la incineración, incluida la utilización de cementeras u otro tipo de instalaciones industriales.
  • Desarrollar iniciativas ciudadanas de recogida diferenciada de la basura doméstica, implantando los sistemas de “puerta a puerta”.
  • Aplicación del impuesto sobre vertido en todos los residuos, no sólo los peligrosos, y garantizar sobre todo el correcto compostaje de la fracción orgánica.
  • Obligar a los ayuntamientos a la recogida selectiva y la entrega de ese material en los centros adecuados, imponiendo una tasa para aquellos que no cumplan.

Seja o primeiro a comentar

Publicar un comentario

PARTIDO ANDALUCISTA MANILVA ©Template Blogger Green by Dicas Blogger.

"SUBIR AL PRINCIPIO DE PÁGINA"  

Haz click aqui IMPRIMIR. PROTECCIÓN ANTICOPIA. P.A. MANILVA.